jueves, 22 de septiembre de 2022

De pretemporada en Puertollano con el Real Madrid y el UCAM Murcia

 

Foto de Patricia Galiana.

Partidos amistosos, trofeos de verano, el baloncesto de alto nivel llega a localidades que no tienen representación en la élite y sus habitantes lo reciben con la mayor de las ilusiones. Es algo que la propia ACB intentó instaurar copiando las ligas de verano de la NBA, pero que parece que ha abandonado frente a la FIBA, que se ha apropiado de esos meses con ventanas y campeonatos de todas las categorías. Supongo que será complicado llenar los equipos, ni siquiera podrán juntar a chavales jóvenes que probar, con las diferentes convocatorias de todas las edades por sus federaciones.

Gracias a mi amigo Quique Casado, que jugó en Liga EBA en sus años mozos en Getafe, tuve la suerte de poder asistir el sábado pasado  a la quinta edición del Trofeo Luis Casimiro en Puertollano, con las entradas agotadas para el partido entre el Real Madrid y el Murcia. Se supone que el artífice de este torneo, cada vez más asentado en la pretemporada ACB, el entrenador puertollanense, no habrá podido llevar al Betis, su actual equipo, por estar jugando la Copa Andalucía.

El Murcia de Sito Alonso estaba casi al completo mientras que el Madrid, entre lesiones y jugadores aún disputando el Eurobasket, apenas pudo presentar un quinteto formado por Walter Tavares y las “nuevas” caras blancas, Sergio Rodríguez, Mario Hezonja, Dzanan Musa y Petr Cornelie, rodeados de muchas promesas de la cantera madridista, uno de ellos Eli John Ndyaye, 18 años, que va a formar parte de la primera plantilla.

Desde un asiento privilegiado pude ver bien de cerca los calentamientos y lo que pasaba en el banquillo del Real Madrid durante el encuentro, casi me podían haber hecho una ficha, je, je, je. Desde esa fila se podía escuchar lo que decían entrenadores y jugadores.

Uno de los tiempos muertos que pude ver y escuchar,

En esta otra foto que saqué una sociedad que es de esperar funcione a la perfección.

Entre lo que pude observar de primera mano está la atención que prestó el “Chacho” a los jóvenes de la cantera, con su dirección y consejos, en especial a Hugo González, chaval de gran proyección al que también pude ver en vivo en el Mundial sub-17 en Málaga; el bosnio Musa siendo muy cercano con todos, jugadores y técnicos, creando (buen) ambiente; lo impresionante que es Tavares a pie de pista, hizo de capitán en este partido; las zapatillas, nuevas y enormes, alguno calza un número de pie difícil de encontrar en el comercio tradicional. Hezonja llevaba dos pares de calcetines, unos de ellos gordísimos, parecían por lo menos hechos de lana, de las labores de su abuela croata, debía tener los pies bien cocidos.

Esta foto la hice en las semifinales del Mundial sub-17 en julio en Málaga.

Guillermo Frutos nuevo entrenador ayudante.

Me fijé también en el nuevo fichaje para el banquillo blanco (los demás entrenadores cambian de rol), Guillermo Frutos, 31 años, que además de entrenador superior, es licenciado en derecho y CCPP. Domina el inglés pues estudió en Estados Unidos en el Kiski School de Pensilvania y ha trabajado haciendo traducciones técnicas en el ámbito jurídico. Estudioso del baloncesto de formación (ha impartido multitud de "clinics" para la Federación Madrileña y este verano en Letonia) y del baloncesto en general, procede del Fuenlabrada, donde ha dirigido al junior masculino que le plantó cara al Madrid de esa categoría la pasada temporada. Empezó entrenando en varias categorías (tanto chicos como chicas) en las Rozas y coincidió con Chus Mateo en el campus que organiza anualmente el primer entrenador blanco. Como otro valor que habrán considerado al ficharlo, es madridista de cuna, su familia son abonados del Madrid (en fútbol y  baloncesto).

En Puertollano, durante el partido contra el Murcia, Frutos tomaba notas y hablaba con Paco Redondo o “Lolo” Calín de diferentes aspectos, entre lo que me pude enterar comentaron algún movimiento “flex” del Murcia, por lo visto una de las especialidades de su libro de jugadas como entrenador.

Chus Mateo habla mientras sus ayudantes leen sus anotaciones.

Musa rodeado de los canteranos del Real Madrid y el preparador físico.

El calor era importante en el pabellón de Puertollano, llamado Antonio Rivilla por un concejal del Ayuntamiento de Puertollano que dedicó toda su carrera a fomentar el deporte en la ciudad. Una pena que a dicha construcción le falte una grada en un lateral, lo que sería una de las tribunas, por lo que tiene 2.500 localidades, es decir menos capacidad de la esperable para una ciudad de casi 50.000 habitantes. Esa pared lo hace un poco desangelado. Para tomar algo frío para combatir ese calor había que salir del pabellón precisamente por ese lateral sin gradas. Al lado del campo de fútbol habían instalado una barra de esas metálicas, típicas de las ferias: la barraca aplicada al baloncesto en los pueblos de España, como me dijo mi amigo, escritor y gran entendido en baloncesto, Cristóbal G. Montilla.

En esas ferias hay que comprar el vaso de plástico que luego se rellena para las siguientes consumiciones, en este partido cerveza, agua o refrescos. El vaso además venía decorado con motivo conmemorativo del Trofeo. Y compré una bolsa de patatas, pero nada de esas bolsas que te venden en algún pabellón ACB, que contiene tres patatillas por cuatro euros, esta era una señora bolsa que llamaba la atención. Estuve a punto de ofrecerle a la señora de Tavares, que estaba en el asiento de al lado, pero me dio cosa. Luego me atreví a preguntarle por su marido, tras una técnica que le pitaron a Musa y que comentamos. Para el que le interese, el bueno de “Edy” ha podido descansar este verano salvo dos ventanas con su selección de Cabo Verde. Al otro lado familiares de Hugo González animaban al chaval y Alberto Herreros atendía al partido.

En cuanto al Murcia está construyendo una plantilla prometedora y se llevó el partido, y qué gusto da ver jugar a Thaddeus McFadden, qué suavidad de trato al balón, hay jugadores como él y el “Chacho” a los que es un placer verlos…

"Thad" calentando con su música.

Tras el gran Eurobasket vivido, con el oro de la selección española de Sergio Scariolo, los equipos van afinándose, pues en unos días ya empieza la temporada de baloncesto con la Supercopa y la Liga ACB.

Dos periodistas acabando su crónica del partido para mandarla. Yo casi escribo este artículo sobre la pretemporada con la liga comenzada, je, je, je. 



domingo, 11 de septiembre de 2022

Unas reflexiones sobre el Eurobasket 2022, Brown y Bosnia.

 

Tras la clasificación de la selección española para cuartos de final (contra Finlandia) tras derrotar a Lituania, es de destacar su entrega y fe, la defensa y la construcción de un verdadero equipo. Gran trabajo del cuadro técnico bajo la dirección de Sergio Scariolo. Los lituanos, que de baloncesto saben, elogian la riqueza táctica y el espíritu de lucha de España, pese a ir perdiendo gran parte del encuentro.

Lorenzo Brown es buenísimo, fue el jugador más destacado, se ha integrado muy bien, es una delicia verle jugar, pero…

Lo fácil sería disfrutarlo sin plantearse nada, divertirse con el juego, sin más y escribir sobre otras cosas, pero…

Así no me sabe igual que otros veranos… me sigue dando la sensación de que se le ha hurtado la oportunidad de aprender y de crecer a un joven, llámese Juan Núñez o "Pepito Pérez", (donde se aprende de verdad en es la competición), en un año en el que se construye futuro: Todo por un resultado a corto plazo, con la nacionalización “express” del norteamericano Lorenzo Brown, gestionada por la Federación, con el presidente Jorge Garbajosa al frente y con la ayuda del gobierno.

Con el tiempo (años), dinero, burocracia (tres ministerios) y trámites que le cuesta a cualquier persona “normal” obtener la nacionalidad española. Solo hay que seguir los pasos, ir a una oficina de Extranjería, a la de la Policía Nacional, y al Ministerio de Justicia para comprobarlo. 

¿Cómo va a crecer el jugador español si se reproduce el esquema de la mayoría de los equipos de la liga española, algo criticado por el propio Garbajosa? Es decir, jugar para que tiren los americanos o extranjeros de turno con un papel de los españoles muy complementario, 68 inscritos de 247 (un 27%)…  Como ejemplo en el partido contra Lituania, Lorenzo Brown, partidazo el suyo, innegable, lanzo 20 veces a canasta. Willy Hernangómez es el que más se le acerca, con 11 tiros. Es verdad que el sistema de Scariolo tiene al base como eje, véase a Ricky Rubio en las últimas citas. Pero si ya ni en la selección va a poder ser protagonista el jugador español cómo se va a mejorar.

Alberto Díaz, que pasó de descartado a jugador importante,

¿Cómo se le va a pedir a un jugador que vaya a la selección, con sus concentraciones y viajes para las ventanas FIBA, en temporadas tan cargadas, para luego llevar al americano a la cita gorda y que todo el juego gire en torno a él?

El mundo ha cambiado.

Es verdad que las sociedades cada vez están más integradas por personas de distintas procedencias y razas, que los países ya no son un coto cerrado. Pero es que Brown ni ha jugado en la liga ACB. Aunque lo permita el reglamento y sea un jugadorazo, no soy partidario de llevar a un jugador nacionalizado así.

A lo mejor lo que hay que hacer es suprimir estas competiciones de selecciones, pero creo que aún mantienen un aire romántico. Y además no hay que pagar por la retransmisión de los partidos sea en la tele o en internet.


Diferencias entre unas federaciones y otras.

La selección de Bosnia Herzegovina a duras penas ha podido viajar para llegar a disputar el Eurobasket, en el que ha protagonizado un gran papel con figuras como Dzanan Musa o Jusuf Nurkic (Portland Trail Blazers), en el grupo más complicado de la primera fase. Elogios que no se pueden hacer de la gestión penosa de sus dirigentes.

Dzanan Musa, consolando a un compañero tras perder.

El propio Nurkic, que ha criticado a su Federación por nombrar al entrenador 10 días antes de la competición y se ha ofrecido a pagar los gastos de su bolsillo, declaró a los medios; ¿De qué sirve todo esto si cuatro jugadores duermen en una cama, si no solucionamos algunas cosas que son prioritarias? La gente tiene que entender que la selección está por encima de todo, a los atletas se les deben dar la mejores condiciones.

Nurkic lanzando a canasta.

Así no progresaremos, podemos hacer milagros, porque estos son milagros, con 12 muchachos que absolutamente dieron su máximo. Estoy orgulloso de todos porque dieron su último átomo de fuerza para hacerlo lo mejor posible”.

Al mismo tiempo. otras federaciones tienen infinidad de patrocinadores y apoyos y pueden llevar a un gran número de invitados.

Dicen que Brown ha hecho un “sacrificio” por ir con España. Seguro que gratis no juega. No como los bosnios, que si su federación no tiene ni para el hotel no creo que vaya a pagarles un sueldo a sus jugadores. Y la FIBA mirando para otro lado mientras entre todos (ellos los primeros) inventan competiciones que cada vez tienen mayor duración y partidos, para cargar(se) más a los jugadores.

Veremos en qué estado acaba el Eurobasket Rudy Fernández.


martes, 30 de agosto de 2022

Eurobasket 2022: Scariolo alimentando las dudas sobre España.

 


El primero que dijo que se ve a España “al margen de los ocho primeros” fue el propio seleccionador, Sergio Scariolo, en la rueda de prensa en la que comunicó los doce jugadores que van al Eurobasket. Fue una rueda de prensa en la que habló demasiado... ¿Es necesario explicarlo todo?

No me extraña que haya desánimo en torno a la selección española, con una prensa que ya de por si es pesimista y a la que no hace falta dar muchas pistas.

Se dice que se echa de menos a la generación dorada, cuando su última participación fue francamente mejorable. Aunque dijera Scariolo que había sido una “excelente edición de la selección", la vigente campeona del mundo ni llegó a semifinales en los Juegos de Japón en 2021. Y ahora vende que quedar entre los mejores dieciséis en el Eurobasket es el sitio de España. 

No creo que lo haga con mala intención pero al hablar del "nivel Euroliga" cuestiona cuántos jugadores de los doce han sido la primera opción en sus equipos esta pasada temporada:

Los NBA, salvo actuaciones puntuales, es el caso de los hermanos Hernangómez, Willy y Juancho, desaparecen de la rotación más veces de lo necesario y ya han recorrido medio Estados Unidos de franquicia en franquicia, pero es de suponer que querrán demostrar su valía con España. El recién llegado a la NBA Usman Garuba ha estado mucho tiempo lesionado y otro poco en la liga de desarrollo. Puede que por ello se le vea pesado. Sigue teniendo carencias a nivel técnico, por lo que creo que hizo bien en irse a la NBA en plena exuberancia física, antes de que se le vieran más sus defectos entre los que también está la altura. Mucho margen de mejora aún. Esperemos que en esta competición.

Los Hernagómez celebrando el Mundial 2019.

En cuanto a los otros pívots: Sebas Saiz es titular en Japón, pero en este equipo tiene que hacerse un hueco. El maño Jaime Pradilla a sus 21 años ha crecido mucho y aunque ha jugado 678 minutos, solo en la ACB con el Valencia, sus topes son todavía cortos. Sin embargo, es un jugador ilusionante.

La cantera del Zaragoza, cuna de Pradilla.

El alero López Arostegui, que tuvo una grave lesión que le ha costado superar, o Joel Parra tienen un papel determinante en sus clubes de ACB y son jugadores que se espera que crezcan en la selección.

De los escoltas Jaime Fernández o Darío Brizuela pienso que se estorbaban en Málaga al no poder coincidir en pista por su (mejorable) defensa. Brizuela sí tiene carta blanca para esos tiros decisivos en el Unicaja pero sin mucho éxito, y también observo en él unos pases muy descontrolados en demasiadas ocasiones. Ya se habló en su día en Málaga de tener “un equipo de jugadores muy polivalentes” pero ni playoffs ACB, oigan.

Pero parece que es lo que se lleva ahora según Scariolo. Polivalentes. Esperemos que cumplan sus “roles” como su entrenador dice.

Rudy Fernández sí es una verdadera estrella pero lastrado por una edad que le hace no poder estar todo lo deseable en cancha. Alberto Díaz fue MVP de la Eurocup, aunque tiene mucha tendencia a lesionarse por su entrega kamikaze. Y Lorenzo Brown es otra figura, aparte de su polémica nacionalización ocupando el puesto de algún joven que merecería alguna oportunidad.

Por un lado el presidente Jorge Garbajosa dice sobre los españoles: “Nuestros jugadores son los mejores de Europa y luego vamos y fichamos fuera. Hay que darles una oportunidad, el jugador español da un plus” (Diario Sur, 2019) y luego nacionaliza a un americano que ni juega en la liga española...

Si Antonio Díaz Miguel hubiera sido tan conservador, Juan Antonio Corbalán no hubiera debutado en la selección con 18 años, sin estar siquiera en el primer equipo del Real Madrid. Y Aíto García Reneses igual, no hubiera hecho jugar a Ricky Rubio en la ACB siendo cadete en el Joventut, ni le hubiera hecho debutar con España en los Juegos Olímpicos de Pekín de 2008 con 17 años.

En un episodio de la mítica serie Los Soprano, el protagonista, Toni Soprano, le aconsejaba a un policía corrupto que no hiciera apuestas deportivas. Basta recordar el oro del Mundial 2019 de la propia España o la Liga ACB ganada por el Real Madrid el junio pasado, para demostrar que los pronósticos en el deporte pueden quedar en papel mojado.

Ahora se trata de hacerlo lo mejor posible y ver hasta donde se llega. Hubiera sido mejor decir aquello del Cholo Simeone, lo de ir “partido a partido”. Si el deporte ya tiene todos esos tópicos para qué meterse en arenas movedizas.

martes, 28 de junio de 2022

Chocar contra el muro (Resumen de la temporada 2021/22)

Con la victoria del Real Madrid sobre el Barcelona en la final de la liga ACB he podido observar cierta desesperación entre barcelonistas y afines. Creían que se había producido el cambio de ciclo, que habían superado al Madrid pero parece que de momento no…

El muro del Madrid.

Después de una amplia serie de derrotas del Madrid frente al Barcelona de Jasikevicius, que recordaban aquel episodio del Madrid de Petrovic, que ganaba siempre a los azulgranas hasta que “palmó” la liga, se volvieron las tornas. Y como el que ríe el último ríe mejor, la ACB del año pasado con Pau Gasol y las dos Copas del Rey consecutivas podrían quedar en anécdota frente a esta liga ACB que ha ganado el Madrid, junto a la semifinal que les ganaron los blancos en la Euroliga.


El Real Madrid ha sabido recomponerse sin bases y ha superado hasta un infarto de su entrenador Pablo Laso, o a lo mejor precisamente por eso ha ganado. ¿Debería llamarse la liga de Chus Mateo? La crisis de resultados blanca en abril se quedó en agua de borrajas como se dice. Pablo Laso enderezó el rumbo del equipo, aunque no estuvo acertado en la final de la Euroliga, pero tras su grave percance debe reflexionar y ponerse en forma para mostrar su mejor cara, la que no tenía últimamente. El ciclo victorioso se ha prolongado, tras ciertas dudas… o se podría decir tras dudas ciertas.

Y como ninguno de los dos ha sido capaz estos dos años de alcanzar el título frente al Anadolu Efes de Estambul en la final, si se cuentan las dos Supercopas blancas, como hacen ahora, la etapa de ese hombre tan tranquilo, Saras Jasikevicius, queda en un empate a la espera de la temporada 2022/23. Pero un empate sin lo gordo, la copa de Europa, repito. Y para romperlo nada mejor que nuevos fichajes.

El muro de Tavares.

Por algo ha sido MVP de la final Edy Tavares, al que hay que reconocer su continua mejora, como el propio Aíto García Reneses ha publicado en twitter:

 “Hay que recuperar el juego del pívot, NBA en primer lugar, el baloncesto es mucho más bonito y completo. Oigo demasiadas veces que Edy Tavares hace cosas bien porque es muy alto. Habrá que reconocer que es bueno, cada año mejor. Enhorabuena Edy.”



En un deporte de altos para tener ese dominio además de tener el físico, hay que trabajárselo muy duro. Siendo un titán en defensa, seguramente su juego en ataque sea algo tosco, pero ya se le ha visto algún movimiento nuevo, lo que habla muy bien de él y no han podido con él ni el Barcelona ni la mayoría de rivales.

Al mismo tiempo, el muro de Tavares también ha hecho que el estilo alegre y vistoso que tuvo el Madrid entrenado por Pablo Laso en sus primeras temporadas se haya transformado en un juego más lento, tedioso en ocasiones con puntuaciones bajas. Tampoco se le puede pedir que corrieran mucho a unos jugadores veteranos muy veteranos y a un equipo sin bases, por lesiones y decisiones técnicas. Es de esperar que si vuelve Sergio Rodríguez, los minutos que aguante, algo de vistosidad se recupere.

Además, Tavares es tan fundamental que provoca que los demás equipos fichen jugadores para anularlo, y pienso que si se lesionara de gravedad se le verían muchas costuras a esta versión ultradefensiva del Madrid de Laso.

El muro futbolero.

El aficionado al baloncesto que no lo sea del Madrid o Barcelona, salvo por ese arrebato del Baskonia entrenado por Dusko Ivanovic en 2020 o esa Liga del Valencia con Pedro Martínez en 2017 asiste a un duopolio blanco y azulgrana desde 2010 (la anterior liga del Baskonia). El muro de los equipos de fútbol. Eso sí que sería dopaje en forma de dinero, ni “juego limpio” financiero ni porras. Ya lo apunta Iñako Díaz Guerra en un artículo publicado en el diario El Mundo el 20 de junio al respecto de la NBA y otras ligas como la NFL de fútbol americano, donde a pesar de que también haya equipos más ricos la igualdad es mayor. Dice así:

“(…) Y por eso el deporte de equipo norteamericano siempre será superior al nuestro. Todo puede pasar y acabará pasando mientras aquí vivimos el Día de la Marmota. Si eres hincha de un grande, sabes que raro será el año que no pilles copa y crees que es un drama quedar cuarto una vez mientras los Lakers no han entrado en playoffs en siete de los últimos nueve cursos. Si eres de cualquier otro equipo, tienes tu techo predefenido, sea meterse en Europa o no bajar, y más que de cristal es de acero: no hay quien lo rompa. Eres un fan permanentemente limitado por el sistema.”

El muro de los guerreros de Curry.

A pesar de eso tenemos en la NBA un equipo, que se ha proclamado campeón frente a los Boston Celtics este junio de 2022, que lleva cuatro títulos en los últimas ocho temporadas, con dos finales más a las que llegó aunque esas las perdió: Los Golden State Warriors entrenados por Steve Kerr, liderados por el genial Stephen Curry, con Klay Thompson, Green… con la aportación esencial de Kevin Durant dos temporada o Andrew Wiggins este año. Esa sería la pared contra la que chocan allí, en especial los equipos del oeste de Estados Unidos. Por cierto que Guille Giménez y Antoni Daimiel retransmitiendo las finales de la NBA se han chocado con el muro de los idiomas que nos puede a los españoles, en este caso el inglés y su pronunciación. Mientras el uno decía “carri”, el segundo lo llamaba “querri”. Menudo lío teniendo en cuenta que el entrenador del equipo de San Francisco se llama Kerr. Querri, quer, carri, curri…


El muro del Anadolu Efes.

Esa sería la pared contra la que han chocado todos los equipos en Europa. Cuentan con dos fueras de serie como Vasilije Micic y Shane Larkin con aportaciones de otros actores secundarios brillantes. Por si fuera poco, los dos jugadores que acaban de fichar, en particular Will Clyburn, y Ante Zizic, no hacen sino apuntalar el edificio y son candidatos a lograr la tercera Euroliga seguida, cosa que ningún equipo ha logrado bajo esa denominación.


En la Eurocup las aspiraciones de ganarla por parte del Valencia chocaron con la renacida Virtus de Bolonia de Scariolo. Aún así el equipo valenciano, que entrenará Alex Mumbrú, ha sido invitado a jugar la Euroliga 2022/23.

El muro de Sergio Llull y Rudy Fernández.

En este catálogo de frustraciones, Alberto Abalde se encuentra con estos dos insaciables veteranos, jugadores a los que su entrenador, Laso, seguirá poniendo por delante en minutos decisivos mientras el gallego no derribe el muro y meta esos tiros que ellos dos sí anotan. En defensa ya aporta mucho e incluso ha tenido que jugar de base. Otros jugadores que han pasado por el Madrid, si hablamos solo de españoles como Barreiro, Yusta, Díez… (que yo  recuerde ahora), no fueron capaces de sustituirlos ni tampoco han destacado especialmente en otros equipos donde han jugado. Núñez es otro que debe estar atento y aprovechar sus oportunidades. ¿Y Alocén? Ahora mismo no se sabe cómo volverá de su lesión, si lo hará en el Madrid o lo cederán y otra cosa que de momento no se ha visto es que Laso confíe en él.


¿Hay más muros?

Sí, el Estudiantes se ha dado de bruces con el que ya sufrieron aquellos equipos eternos candidatos a subir a la ACB que se encontraban con que no podían, ya fuera por dinero, por decisiones extrañas de los dirigentes (esa burbuja donde no hubo descenso…), o por razones deportivas… Justo de lo que se benefició el Estudiantes durante años hasta que se consumó su descenso la temporada pasada. Y ese muro lo han vivido ahora los estudiantiles, por la excelente temporada regular del Granada y además por la del Girona, con la apuesta y presencia de otro tipo alto con dinero y palmarés, Marc Gasol.



lunes, 16 de mayo de 2022

Granada vuelve a la ACB, dos descensos y un presidente enloquecido

 

El viernes 13 no fue precisamente una película de terror para el Covirán Granada que logró su ascenso deportivo a la máxima categoría del baloncesto español. Esperemos que cumplan los requisitos económicos de la ACB para completarlo. Es una buena noticia para la ciudad y para los aficionados; se recupera una plaza con años de historia, sede en tres ediciones de la Copa del Rey.

Al día siguiente de este mes de mayo, los malos resultados deportivos hicieron que tanto Burgos como Andorra consumaran su descenso a la LEB Oro. Los andorranos se quejaron de los árbitros. Llegaron tarde a los lloros, ya habían sacado antes los pañuelos en Fuenlabrada donde denunciaron “manos ocultas” que deseaban su descenso de la ACB y solicitaron repetir un partido perdido.

Las manos ocultas y los árbitros… considero que no son los que hacen que se pierdan 22 partidos (Fuenlabrada) o 23 (Andorra) o que se fallen 18 triples, 5 tiros libres o 19 canastas de dos (solo por citar el partido que pierde Andorra con Tenerife). Cuatro entrenadores han pasado por Andorra esta temporada…

En el caso de Burgos los números son también claros, 10 partidos ganados y 24 perdidos. Tres entrenadores (Tabak, Maldonado y Olmos) y ninguno capaz de evitar la caída (de ganar dos Champions de la FIBA y una Intercontinental al descenso). Contra Fuenlabrada el equipo burgalés no jugaba a nada en ataque y vi poca reacción desde el banquillo, con sus jugadores demasiado atenazados y nerviosos por lo que se jugaban. Pero bueno, esto es un juego, hay equipos mejores y plantillas más compensadas.

En Fuenlabrada han tenido paciencia durante toda la temporada con Josep María Raventós (que me ha parecido un señor bastante centrado y con una idea atractiva de baloncesto).

Lo que no puede aparecer es un presidente como el del Burgos, Félix Sancho, a dar la nota en un momento tan delicado y exigir a voz en grito a sus empleados/jugadores que se pongan de rodillas para pedir perdón a la afición.


Como ha manifestado Pedro Martínez, el entrenador de Manresa, “No se debe pedir perdón cuando se pierde si has sido un buen profesional. Menos aún obligar a hacerlo por parte del que toma decisiones. Bien es verdad que tampoco se deben tomar decisiones si no se tiene ni idea.”

A la pregunta de la periodista Milena Martín de Movistar Plus al entrenador Paco Olmos acerca de esa apuesta de cambiar un Breogán de Lugo, revelación de la temporada, por Burgos, respondió Olmos que creía en el proyecto burgalés. Veremos si ese señor tan reposado, Sancho, cree en él para la temporada que viene.

Siguiendo con el Breogán, su jugador más destacado, el bosnio Dzanan Musa ha superado su fractura de tráquea de la que tuvo que ser operado hace unas semanas, reapareciendo con 24 puntos y 34 de valoración, contra un Unicaja al que ganaron los gallegos, en lo que supone para los malagueños terminar con 21 derrotas (solo en la ACB) en una temporada nefasta. Y para completar la fiesta a sus 23 años recién cumplidos, Musa ha celebrado su designación como jugador más valioso de la ACB (MVP) junto a su afición en una céntrica plaza de la ciudad de Lugo. 


En una entrevista reciente que le hicieron Lalo Alzueta y Lucio Angulo (también en Movistar+), Musa derrochó simpatía y buen estar, agradeciendo a toda la gente y al club de Lugo su gran acogida y la temporada tan buena que han tenido.

Pero todavía no ha acabado la temporada: Después de la Final Four de la Euroliga (días 19 y 21 de mayo), el día 24 comienzan los playoffs por el título (Barcelona - Gran Canaria, Joventut – Tenerife, Real Madrid – Manresa y Valencia – Baskonia son los cruces). Y aún queda por decidir la otra plaza de ascenso de la LEB Oro a la ACB con el Estudiantes o el Girona de Marc Gasol entre otros aspirantes.

sábado, 30 de abril de 2022

El traje del entrenador

Aprovechando la pandemia o sencillamente por haber coincidido, se han producido algunos cambios en un deporte, el baloncesto, que se ha caracterizado a lo largo de su historia por haber cambiado y evolucionado.

Alguna de estas cosas parece que van a permanecer y no necesariamente están bien o sencillamente a mi no me gustan.

Entre lo que me gusta está el "play-in" de la NBA que da un valor añadido al final de la temporada regular.

Entre lo que no me gusta está la vestimenta de los entrenadores de la NBA, (en Europa se ha vuelto al traje). Desconozco de quién ha sido la idea, si del patrocinador deportivo, NIKE, o fruto de un acuerdo de los entrenadores en conjunto o decisión del comisionado Adam Silver. Tampoco se sabe si volverán los trajes la temporada que viene o en algún momento.

El chándal que se ha impuesto entre los cuerpos técnicos de las distintas franquicias le sienta como un tiro a algunos entrenadores, en especial a los más mayores. Como a Gregg Popovich.


Otros como el técnico de los Knicks de Nueva YorkTom Thibodeau, parecen ese vecino con el que te cruzas el domingo en la escalera. El chándal tiene su momento, ojo, para hacer deporte, para el entrenamiento o para estar cómodo en casa. 



Mejor, aunque esté en su habitual tono protestón. 

Peor.

Aunque parezca que para coger (se) un rebote el chándal es mejor en el caso del entrenador, (Vogel de los Lakers en la foto) no lo es.

Mejor ¿no?

En mi opinión el traje dignifica la profesión. Mejora al poco agraciado, al mayor y la figura del que está bajo de forma. Solo hay que verlo en los partidos del baloncesto europeo.

Por no hablar del espectáculo que fue ver a los técnicos de chándal y con la mascarilla dando vueltas de la oreja al cuello y muchos de ellos quitándose el cubrebocas para dar instrucciones en grito, para luego volver a ponérsela cuando estaba callado ya sin espurreo... En Europa por lo menos al entrenador principal le dejaban estar sin ella durante el partido.



Solo veo bien vestido al equipo técnico de Miami Heat, supongo que por tener de presidente a todo un dandi como es Pat Riley. Pantalón de vestir y polo con Erik Spoelstra al frente, que también es por estar delgado, claro.

 

Y es que hay algunos que han decidido saltarse la norma de vestir todo el cuerpo técnico con equipación deportiva. Por ejemplo Quin Snyder, el técnico de los Jazz, que ha ido transformándose en su carrera como entrenador, pareciendo al principio un ejecutivo hasta ser ahora una especie de aficionado al surf, solo que en Utah me parece que poca playa.

De Wall Street.

Corbata fuera hace un par de años.

Surfing USA...

Algunos de los entrenadores que han sido jugadores hasta hace poco no desentonan tanto. En mi opinión Steve Nash o Ime Udoka. O será por llevar unos colores más agraciados. Y también es verdad que el que es elegante y tiene porte se puede poner casi lo que quiera.

Udoka (Celtics) y Nash (Nets).

Otras que han desaparecido, como los trajes y corbatas en los entrenadores de la NBA, han sido las “cheerleaders” del Real Madrid. Florentino Pérez debería volver a contratarlas que tampoco cobrarían tanto (y más después de haberse conocido que el Madrid de baloncesto maneja la temporada 2021/22 un presupuesto de 44 millones de euros). Y si a alguno le parece que lo de las animadoras es machista, que contraten también algún hombre para completar lo que llaman ahora “conjunto de animación”, como hacen en otros clubes en Europa y en Estados Unidos, donde los bailes alegran mucho los tiempos muertos, demasiados para mi gusto.