miércoles, 12 de enero de 2022

¿Por qué el Unicaja no es capaz de fichar un jugador como Chima Moneke?

 


En verano Pedro Martínez andaba muy preocupado con la lentitud del visado para que Moneke pudiera jugar en el Manresa desde principio de temporada. El entrenador catalán llegó a criticar en público (en Twitter el 24 y 25 de agosto) la lentitud de los funcionarios de la embajada española en Lagos al respecto. (Creo que meter a todos los funcionarios en el mismo saco es caer en un error: muchas veces el trabajo está hecho a falta de una firma de un “responsable” y en otras ocasiones este sí que cumple pero los de abajo no).


Se ve que Martínez estaba viendo en sus entrenamientos el tipo de jugador que tenía en sus manos con el nigeriano Nwachukwu Iheukwumere Chima Moneke (un reto escribirlo bien), formado en Australia y en Estados Unidos. Allí jugó en la NCAA en la Universidad de California Davis. No fue seleccionado en el draft de la NBA seguramente por su estatura, aunque muy atlético mide 1,98 siendo generosos, y tras jugar en la liga francesa con buenos números, estuvo en la preselección nigeriana de los Juegos de Tokio, antes de fichar por Manresa.

Nwachukwu es ese tipo de jugador “inconsciente”, salta de forma “suicida” a por todos los balones y contagia al equipo de esas ganas y de paso a la afición que paga su entrada o abono. También por ello tiene que estar bien gestionado por un entrenador que sepa manejarlo. Parece que con Martínez ha dado con la persona adecuada, que por ejemplo, no dudó en afear públicamente los gestos que tuvo en el partido disputado en Burgos con el público burgalés.

Y ahora la pregunta que da título al artículo.

Después de que le hayan pasado por izquierda y derecha equipos con menos presupuesto, Manresa lo es, a la hora de la clasificación para la Copa, empieza uno a pensar que algo ha fallado en la estructura de la plantilla del club malagueño, Unicaja.

Yo por ejemplo, no entiendo los méritos para renovar a Rubén Guerrero o a Tim Abromaitis, ambos jugadores para mi muy fríos y que al jugar en la misma posición cortan la progresión del que se decía era la perla de la cantera, Nzosa, que por su parte no está progresando como se pensaba.

Guerrero, siendo titular en 26 partidos, solo aportó una media de 4,1 puntos y 3,4 rebotes para una valoración media de 5,1 en la temporada 2020/21 y este año perdió la titularidad y va por 2,8 ptos y 2,2 rebotes. Tim Abromaitis aportó 8,6 puntos, 3,7 rebotes y 9,7 de valoración en la 2020/21 y en esta lleva una media de 8,5 ptos., 4,6 rebotes y 11,6 de valoración, pero al ser uno de los americanos del equipo se le debe exigir más.

Rubén Guerrero (con perdón) sí es agresivo en la web del Unicaja...

Y luego está la sobreabundancia de escoltas. A Jaime Fernández le hicieron una entrevista, creo recordar que en Movistar+,  por noviembre de 2019 y le preguntaron qué le gustaría para el año nuevo y él respondió que un base para el Unicaja. Pues nada, los Reyes Magos le trajeron competencia: uno que ocupa su misma posición, Darío Brizuela y del mismo corte que él, “made in” Estudiantes y como el propio Jaime, con necesidad de muchos minutos para rendir. Esta misma temporada cuando estuvo lesionado Brizuela, Fernández rozaba números no vistos en un español desde hace tiempo tras superar sus graves operaciones. Luego, cuando volvió Darío, ninguno de los dos ha estado a un nivel excelso precisamente.


El problema del base ha sido perenne casi desde que se fue Carlos Cabezas y ya es tradición que desde la dirección se traigan jugadores que pueden subir la pelota pero no son bases que puedan acompañar o suplir a Alberto Díaz, muy propenso a las lesiones.

La temporada pasada llegaron a acumular tantos escoltas como Brizuela, Jaime, Waczynski, Francis Alonso y Boutelle al que venden como alero alto pero no lo parece.

El base americano fichado esta temporada, ahora sí un uno, Norris Cole, tampoco es que esté dando de si lo que puede, ni el pívot nigeriano Michael Eric.

Duele ver al Unicaja sin poder ir a la Copa del Rey que se va a disputar en Andalucía, concretamente en Granada del 17 al 20 de febrero. Pero es que están delante de los malagueños el Manresa o el recién ascendido Breogán, con mucho menos dinero y ambos equipos con jugadores que no sonaban a nadie pero de gran rendimiento, como otra de las revelaciones de la temporada el bosnio Dzanan Musa.

El Breogán tiene tan poco presupuesto que llega el Burgos y le quita a Paco Olmos, el entrenador. Y no hablamos de que se lo hayan quitado el Madrid, Baskonia, Valencia o Barcelona. Ha sido el Burgos.  Pero es que ahí arriba está también el Murcia

Y duele más por la apuesta por jugadores españoles del Unicaja, aunque para mi, como he apuntado, el fallo ha estado en el poco acierto en los extranjeros y que haya mucho jugador de los que deben tirar del carro que juegan en la misma posición.

A lo mejor no se trata de fichar a golpe de talonario al que destaque en Bilbao o en Zaragoza (Boutelle o Barreiro, otro que está flojo respecto a su rendimiento en la capital maña) como si fueran Madrid o Barcelona (que ya no hacen eso). Da la impresión (ojo, que no estoy dentro) que algunos al llegar a Málaga piensan que ya han cumplido y se relajan, que ya están en un grande cuando tampoco es exactamente así, aunque cobren más y puntualmente.

Creo que tampoco se trata de fichar a veteranos que ya han dado muchas vueltas, con carreras “hechas”, como Deon Thompson, Abromaitis, Cole… etc.

Puede que haya que bucear en el mercado como hacen en Burgos, en Lugo con Musa, en el Obradoiro cada temporada, en Murcia o en este Manresa 21/22 con Francisco, el propio Moneke, Sima, Dani García, Maye, Valtonen, etc… (¿alguien se imaginaba semejante rendimiento?).

A lo mejor al entrenador Katsikaris le ha robado el mojo el Doctor Maligno como se lo quitó a Austin Powers en una de sus películas. Fotis incluso estuvo sonando para sustituir a Laso hace no demasiado y desde entonces poquito, muy poquito… Recientemente se quejó del entorno negativo que dice que hay alrededor del equipo, pero él tampoco ha encontrado una fórmula para que Brizuela y Jaime puedan aportar juntos todo lo que pueden, y en definitiva el equipo da muy pocas alegrías en comparación con esas otras plazas nombradas.

El Doctor Maligno le ha robado el "mojo" a Fotis y a otros cuantos...


miércoles, 8 de diciembre de 2021

La ruleta de los entrenadores

Por estas fechas de diciembre y enero, además de la sucesión de eventos creados por la sociedad para tratar de enmascarar el rigor invernal, Black Friday, fiestas varias con puentes, comidas de empresa, Navidad, Fin de año, Reyes, rebajas… llegan los primeros despidos de entrenadores. Parece que ya se ha hecho un balance lo suficientemente fiable de que la culpa la tiene el señor de la banda y por ahí se rompe la baraja.

Se repite la historia y una especie de rueda de platos de restaurante chino vuelve a ponerse en marcha. Ver el artículo de 2016 que escribí al respecto.

Ese jefe tan histérico que pegaba tantos gritos en inglés de los montes a los empleados es el primero en ser despedido por su mandamás. De nada le ha servido la pizarrita, tampoco sus conocimientos ni tener la razón; a los directivos les viene muy bien que se ponga el foco en la figura del entrenador, como hacen de forma cansina los realizadores de televisión. La ristra de derrotas dicta sentencia y el técnico se va a la calle.

¿Y ahora qué? Pues que la rueda de los entrenadores, la rueda de la suerte comienza a girar.

BASKONIA

En Vitoria el presidente Josean Querejeta, de gatillo fácil, ejecuta a Dusko Ivanovic y resulta que su relevo natural, Perasovic, se encuentra ocupado en Kazan. En el Baskonia suelen alternarse Dusko y Perasovic, Perasovic y Dusko. Dusko en su versión sin coleta. Perasovic infartando en la banda. Dusko calvo con melena (que como decía Mortadelo en un tebeo, “los calvos con melena son feos y dan pena”). Ahora Perasovic en versión zen…

Dusko declaró que lo ha pasado mal esta temporada.


Neven el día de su presentación.

Pues eso, que al estar Velimir ocupado con contrato, ha vuelto a entrar en la rueda uno con el que no se contaba, Neven Spahija, ya que Josean le despidió tras ganar la Liga ACB en 2008 por problemas de disciplina en el vestuario… La cosa queda entre balcánicos, en este caso tanto Spahija como Perasovic son croatas.

Querejeta debe haber pensado que se acabaron los inventos tipo Marco Crespi (qué risas con este en 2014, le duró 11 partidos a Querejeta, lo despidió con un balance de 2-4 en ACB y 2-3 en Euroliga), Sito Alonso o Pablo Prigioni.

Querejeta y Crespi el día de la presentación de Marco.

BURGOS

En el Hereda San Pablo Tabak y su espectacular mujer Gorana han podido disfrutar poco de su enésima aventura en España. Cuando los malos resultados le han mandado a tomar morcilla el bueno de Zan debió decir que ya estaba donde la morcilla… de Burgos. Pero ni por esas.

Zan y Gorana Tabak.

La caprichosa rueda de los entrenadores nos ha rescatado otro nombre del olvido. Seguro que  nadie contaba tampoco con Salva Maldonado. Sorpresa, sorpresa. Un día reaparecerán Gustavo Aranzana o Javier Imbroda

Maldonado dando instrucciones en su primer día de entrenamiento.

BETIS

Y en Sevilla el despido no sabemos si se ha enmascarado/maquillado. Al final ha sido dimisión de Joan Plaza (que también sonó para sustituir a Tabak en Burgos pero al final, como hemos dicho, el elegido ha sido su cuñado Salva). Esto ha rescatado un nombre al que estábamos más acostumbrados, todo un clásico de los banquillos, el ciudadrealeño (Villamayor de Calatrava, 1960) Luis Casimiro Palomo Cárdenas, que ya ha vivido dos despidos este año 2021 (en enero en Málaga y en noviembre en Grecia, en el Promitheas) y que terminó la temporada 20/21 en Zaragoza. Récord total: cuatro equipos en doce meses.

Foto de la web de Coosur Betis.

Es lo que tiene la rueda de los entrenadores, una especie de ruleta de la fortuna de Antena 3 que trae buena o mala suerte o fortuna según toque. Hay clubes que desean muchos años que les traiga al deseado (por ejemplo uno que lo es y mucho es Joan Peñarroya, por ese buen trabajo precisamente en Burgos) y se tienen que contentar con uno de esos nombres que ya han girado por demasiadas plazas. En pocos sitios se aventuran con caras nuevas.

jueves, 21 de octubre de 2021

Crisis económica en los grandes del baloncesto europeo

Una noticia aparecida en el diario Marca el 2 de octubre de 2021 acerca de la enorme deuda prevista de 27 millones y medio para la actual temporada por parte del Barcelona, me hizo pensar en lo frágil que es la salud económica del baloncesto europeo.

Solo los equipos alemanes y algún que otro club de gestión ejemplar tienen sus cuentas en positivo. Pero los mejores equipos de Europa sobreviven gracias a la aportación a “fondo perdido” o bien de equipos del todopoderoso fútbol o bien de millonarios que tienen a su equipo como una afición o capricho.

Esos clubes que cuidan el equilibrio entre gastos e ingresos, salvo milagro, lo tienen crudo para hacerse con algún título importante.

Todas esas eternas comparaciones con la NBA se caen por su propio peso ante la escasa repercusión mediática del baloncesto de clubes europeo: por muchos comentarios que haya en twitter o que algunos miles juguemos al Supermanager, en las televisiones en abierto apenas tiene espacio algún mate suelto y ni pensar en ver un partido sin pagar. Esto tiene como consecuencia unos ingresos económicos escasos en marketing y patrocinios y gestiones ruinosas para la mayoría de los llamados “grandes”.



Una muestra es que el Barcelona recibió un millón y medio por parte de la Euroliga por quedar primero en la última fase regular y 850.000 euros más por quedar finalista de la competición. Eso no le da ni para pagar el sueldo de su estrella Nikola Mirotic que cobró casi cuatro millones en 2020/21 y con un presupuesto total de 41 millones la temporada pasada, según informaron en el diario L’Equipe. Como muestra el Bilbao Basket tiene un presupuesto de 3,2 millones para la temporada 2021/22.

Campazzo con la camiseta de Denver (foto de Getty Images)

El Real Madrid de baloncesto, que perdió la temporada pasada  unos 26 millones (descontando lo que recibieron de las cláusulas de Facundo Campazzo y Gabriel Deck) según la web encestando.es, cobró de la Euroliga apenas 550.000 euros por su fase regular. Alguno dirá que este año habrá más ingresos por la vuelta del público. Claro que sí, pero con la taquilla tampoco se cubren esos generosos presupuestos. El Bilbao basket reconoce en www.palco23.com, medio dedicado a la información económica del deporte, que los ingresos por entradas y abonos en una temporada normal son un tercio de los ingresos, es decir, en su caso un millón de euros con un pabellón con capacidad para 8000 espectadores.

Y el dinero de los derechos televisivos que aporta Movistar a la ACB, unos 8 millones al año hasta 2023 (a repartir entre 18 equipos) más el dinero del patrocinio de la propia Movistar, Endesa o la casa de apuestas 888, pueden suponer para el club campeón un millón y medio. En la temporada 2019/20 el Baskonia ingresó 850.000 euros de la televisión por ganar la ACB.

Un último dato “escalofriante”: el año pasado el Consejo Superior de Deportes, en un informe demoledor, señaló que en los últimos veinte años la ACB acumula unas pérdidas de 1.059,4 millones. Solo en la temporada 2018/19 se generaron 24 millones de deuda con Hacienda pública, casi un millón con la Seguridad Social, casi 20 millones con entidades de crédito y 40 con otras empresas privadas…

miércoles, 1 de septiembre de 2021

El verano de James Harden

La estación estival comenzó para Harden el 20 de junio con la eliminación en los playoffs de su equipo, los Brooklyn Nets, frente al equipo que después se alzaría con el título de campeón de la NBA, los Bucks de Milwaukee de Giannis Antetokounmpo. Debido a una distensión en la corva de la pierna, su rendimiento no fue el mejor, con un 16 por ciento de acierto en triples en el partido decisivo.

No estuvo en Tokio con la selección USA que ganó el oro olímpico, con su compañero en los Nets Kevin Durant como baluarte. Se dijo que estaba recuperándose de esa lesión y que esa era la razón para no ir. 

Y es que Harden también se debe a sus otros intereses además del baloncesto: la música, la moda o las empresas en las que ha invertido parte de su dinero. Según la ESPN 44,3 millones de dolares va a ganar la temporada que viene, el tercer jugador mejor pagado de la liga, pero por jugar al baloncesto en los Nets, lo demás son ingresos que van relacionados. Si no jugara en la NBA nadie le patrocinaría ni le vestiría ninguna firma de moda.

Sus negocios en el mundo de la hostelería tienen como máximo exponente un restaurante en Houston llamado Thirteen, como el número trece que lleva en sus camisetas. Y en cuanto a la música, aparte de sus amistades raperas, ha organizado un concierto benéfico de estilo similar también en la ciudad del estado de Texas, donde mantiene fuertes vínculos, tras nueve temporadas defendiendo los colores de los Rockets.


Una panorámica de su local en Houston.

James en su restaurante el 28 de agosto como anfitrión de un acto de emprendedores.






Cartel del concierto organizado por Harden.

Harden en la capital francesa en julio.

Para recuperarse de su lesión el 8 de julio Harden estaba en París en la semana de la moda, con los raperos Kanye West y Lil Baby. A este último le encontraron cannabis en el coche, lo que es ilegal en Francia, y fue detenido. A James también le paró la Policía francesa pero le dejaron seguir. Un gendarme dijo “Aquí huele a porro” a lo que James respondió: “ Pues yo no he sido”.

Los últimos tiempos de James Harden son un tobogán de emociones. Según se publicó antes de traspasarlo, ya hartos de darle todos los caprichos, los Houston Rockets llegaron a pagarle un avión privado para que se desfogara en Las Vegas entre partido y partido a semejanza de lo que hacía Dennis Rodman en los Bulls.

En las Vegas en diciembre de 2020.

Sus problemas de peso son recurrentes en los últimos tiempos, tan pronto se presenta hecho un gordito como en forma total, hecho una sílfide… en una imagen se le ve en la discoteca y en la siguiente entrenando en la playa o en un gimnasio poniéndose a tono. 

En forma en 2017.


Sus últimos partidos en Houston.

¿Qué versión se encontrarán los Nets en la pretemporada que se avecina? Esperemos que los consejos de Magic Johnson, con el que estuvo en Montecarlo junto con el actor Samuel L. Jackson días después de la semana del canu…, digo de la moda, hayan sido acerca de la parte buena de su carrera y tome nota. 

De ello, de que deje a alguien encargado de sus otros negocios y se centre en el baloncesto, además de que las lesiones no afecten a los tres grandes de los Nets, depende que ganen el ansiado anillo por Brooklyn.

Con una integrante de la familia Kardashian hace unos años en la "discoteque".

Entrenando en la arena.

De pinchadiscos este verano.

Sus dos versiones.

domingo, 29 de agosto de 2021

El verano de Jaycee Carroll

Aquello que escribí sobre el verano de Damian Lillard le hizo gracia a mi amigo Eduardo Turmo y me ha dado una idea sobre la que escribir (¡gracias!), me ha hecho pensar en los veranos de muchos de los protagonistas del deporte de la canasta. 

El verano para mi es una estación muy pesada. Pienso que solo es para los niños y los ricos. Los demás, yo por lo menos, tenemos pocos días de descanso, más trabajo por las vacaciones de los compañeros (ellos también cuando trabajan, claro) y el calor extremo español no deja descansar. Pero:

¿Cómo ha sido el verano de Jaycee Carroll?

En este caso las vacaciones no han concluido cuando escribo esto (29 de agosto de 2021) para el bueno de Jaycee, pues todavía no se ha incorporado a los entrenamientos del Real Madrid, tampoco hay notificación oficial de fechas de su vuelta a Madrid o de que se vaya o no a retirar. De momento sigue en la plantilla que aparece en la página web del club.


Y por lo que vemos en sus redes sociales, está en Estados Unidos, en su rancho en Utah, rodeado de sus vacas y de la naturaleza.

Allí Carroll tiene un negocio de venta de carne junto a su mujer Baylee llamado River Meadow Ranch Wagyu. En especial se dedican a una especialidad de carne japonesa, que descubrió en un restaurante de Madrid, como cuenta él mismo en la página web.


También participó hace poco en un torneo de golf (para causas benéficas) el pasado 21 de agosto, según se puede ver en esta foto que ha compartido él mismo.

Este verano el matrimonio Carroll no ha podido ir de caza a África como sí hicieron en julio de 2016, tal y como contaron en el Diario AS. Parece ser que Jaycee no es el único con puntería ya que Baylee es una experta tiradora que contaba en Instagram que al primer disparo abatió a la cebra que aparece en la foto, que fue borrada tras (previsible) polémica con Frank de la Jungla.

Donde sí han estado es en el norte de Estados Unidos pescando, como se puede ver en otras instantáneas que comparte Baylee en sus redes sociales este agosto de 2021.




La familia Carroll al completo en un partido de Jaycee con el Real Madrid.

Vacaciones en familia en verano de 2019.


sábado, 21 de agosto de 2021

Debates que se abren cuando los jugadores NBA (americanos) participan en competiciones FIBA de selecciones (2)

Otro debate sería la igualdad o acercamiento FIBA a la NBA.

Se dice que el baloncesto FIBA se ha acercado a la NBA lo que es cierto, por supuesto, gracias a la llegada de jugadores norteamericanos a Europa y otros países, pero también a que en casi todas las selecciones importantes hay jugadores que habitualmente juegan en la NBA. Esa mejora digo yo que también viene por entrenar y jugar en una competición con (casi todos) los mejores del mundo.

Y eso que se afirma que allí se entrena menos, pero me parece que con el calendario también cada vez más cargado de partidos en Europa se puede estar igualando el tema.

Por ejemplo en la selección finalista, Francia, hay cinco jugadores importantes de la NBA (entre paréntesis sus equipos NBA en la temporada 2020/21): Frank Ntilikina (Knicks), Timothé Luwawu-Cabarrot (Nets), Nicolas Batum (Clippers), Evan Fournier (Celtics) y Rudy Gobert (Jazz).

Fournier, que va a jugar en los Knicks la temporada 21/22, Batum y Gobert en Tokio.


El tapón de Batum  que fue clave en el Eslovenia contra Francia

Por lo tanto en mi opinión sería más acertado decir que el acercamiento es entre los jugadores norteamericanos y los del resto del mundo.

Igualdad de trato y dopaje.

Lo que sí es indudable es que los jugadores norteamericanos cuando van a los Juegos Olímpicos gozan de comodidades como el poder alojarse en hoteles de lujo como el Hilton de Tokio estos pasados Juegos o en Barcelona 92 en un distinguido transatlántico. Casi ni pisan la villa olímpica.

¿Y lo de los controles “antidoping”? Se rumorea que los baloncestistas americanos no pasan controles como los demás. ¿Y los demás jugadores NBA que no son americanos tampoco los pasan?

En el torneo olímpico de Tokio han participado 47 jugadores NBA: 12 por USA, 5 por Francia, 1 por República Checa, 6 en Australia, 8 en Nigeria, 3 por Italia, 2 en Alemania, 3 por España, 3 en Argentina, 2 en Japón y 2 por Eslovenia.

Hablamos de jugadores que hayan disputado la NBA en 2020/21 (no contamos los que han pasado o van a pasar por allí como Dellavedova, Scola, o en la selección española Sergio RodríguezPau Gasol o Garuba). Y podrían haber sido más con los que se han caído de las listas definitivas.

¿De verdad un tercio del total de los baloncestistas olímpicos han estado exentos de controles antidoping?

Pau Gasol, que se ha retirado de la selección española tras los Juegos frente a Damian Lillard.

Otro debate recurrente es si es más fácil anotar en NBA o en FIBA.

Hay jugadores como Damian Lillard, Giannis AntetoKounmpo o Luka Doncic que dicen que es más fácil anotar en la NBA.

Volvamos al reglamento: Hay diferencias en tiempo de juego, 48 minutos en la NBA por 40 en FIBA o NCAA o en reglas como los tres segundos defensivos: El jugador defensivo no puede quedarse en el área restringida por más de tres segundos si no está activamente defendiendo a su adversario. Se puede defender en zona pero con esa salvedad de los tres segundos defensivos.

Además la forma de pitar los contactos al jugador que lleva el balón es más estricta en la NBA para favorecer el juego de ataque tras aquellos años a principios de siglo en los que las audiencias bajaron por sistemas ultradefensivos. Protestaron las televisiones, una de las mayores fuentes de ingresos y se cambió. Se protege al ataque de forma parecida al fútbol y otros deportes.

A Lillard le puede haber pasado que en la selección no es la referencia en ataque como acostumbra en su equipo, Portland Trail Blazers. Pero Durant no tiene esos problemas para anotar. Ni Damian ha jugado muchas finales en su carrera, ni siquiera una Final Four en la NCAA. El verano de Lillard no ha sido el mejor: eliminación en los playoffs a manos de Denver en la primera ronda (4-2), poco protagonismo con la selección y derrota ante el Tunes Squad de Bugs Bunny y Lebron James en Space Jam 2.

Lillard en Space Jam Legends (2021)


Lebron James y Bugs Bunny.


Luka Doncic y el triple doble llegaron a Tokio.

Doncic casi bate con sus 48 puntos contra Argentina el record olímpico de anotación del brasileño Oscar Schmidt (55 puntos contra España en Seúl 1988, la primera cita con línea de tres). Creo que al final puede que Luka no hiciera mejores números al final del torneo por el cansancio acumulado a pesar de su juventud, que él era la referencia de su selección y era el objeto de todas las defensas contrarias. Además Eslovenia venía de jugar el preolímpico casi sin descanso después de la temporada lo que les pudo pesar. Y parece que Luka también fue el centro de alguna fiesta que otra en la villa olímpica. 22 años tiene, normal.

Oscar Schmidt (Oscar Daniel Becerra Schmidt), uno de los mejores anotadores de la historia, frente a Sottie Pippen en un Brasil contra Estados Unidos. Antes de la llegada de los jugadores NBA, en los Panamericanos de 1987 Brasil le ganó la final a USA con 46 puntos de Oscar.

Por último, hablemos de “Anteto”, que se sentía enjaulado en el Mundial de 2019 con su país; Grecia. Yo pienso que esa selección griega no terminó de conjuntarse y desplegar su verdadero potencial. Y en estos Juegos que han terminado recientemente no se ha podido ver si el MVP de las finales (y ganador del anillo de la NBA con los Bucks de Milwaukee) ha evolucionado hasta salir de la "jaula", ya que su selección no se ha clasificado para el torneo olímpico de baloncesto.

Debates que se abren cuando los jugadores NBA (americanos) participan en competiciones FIBA de selecciones

 

Nota: Algunos de los artículos que publico aquí se pueden encontrar también en la web Tiempo de Basket aunque en su versión del blog pueden contener más fotos y algún extra.

Hasta el año 1992 los jugadores que participaban en las selecciones de sus países no podían ser profesionales, no en vano la denominación de la FIBA hasta 1989 era Federación Internacional de Baloncesto "Amateur". Curioso, pues por ejemplo en la selección española participaban jugadores de clubes como Real Madrid, Barcelona o Joventut de Badalona que no eran considerados profesionales, como sí se hacía con la NBA.

Conviene recordar que Fernando Martín postergó su fichaje por los Nets (entonces en New Jersey) de la NBA para poder jugar el Mundial de 1986 que se celebraba en España. Nunca se sabe que hubiera podido pasar, pero a priori los Nets eran un equipo más propicio para las condiciones del pívot madrileño que Portland, según los analistas de la época.

Fernando Martín en el Campus de los Nets en verano de 1985.

Desde que a los jugadores de la NBA se les permitió jugar en las selecciones nacionales en los Juegos Olímpicos de 1992, cada vez que se produce un enfrentamiento entre la selección de Estados Unidos y las del resto del mundo se reabren varios debates recurrentes:

1) Las reglas del baloncesto.

El baloncesto es uno de los pocos deportes del mundo en los que hay reglas distintas según se juegue en un país u otro.

Pero es que en Estados Unidos, donde lo inventaron, también tienen diferencias entre la NBA y las competiciones universitarias de la NCAA. Y lo mismo pasa con el baloncesto femenino.

El profesor de educación física James Naismith, (y entrenador y capellán castrense) inventó a sus treinta años el baloncesto en 1891, escribió las primeras reglas y fundó el programa de baloncesto en la Universidad de Kansas, entre otras cosas.

La FIBA se creó en 1932 y nombraron presidente honorario a James Naismith, su inventor, cargo que ocupó hasta el año de su fallecimiento en 1936. La NBA nació como tal en 1949 tras la fusión de la NBL y la BAA.

FIBA y NBA nunca han tenido el mismo reglamento.

Sin embargo, los juegos olímpicos y demás competiciones de selecciones se rigen por el reglamento de la FIBA. Cuando los jugadores de la NBA juegan con los del resto del mundo se deben adaptar a dichas reglas.

La polémica surge con los integrantes de la selección de Estados Unidos, pues se dice que son beneficiados por arbitrajes permisivos con infracciones como los pasos. Pero es que en ocasiones los árbitros FIBA les dejan pasar violaciones del reglamento a Estados Unidos que en la propia NBA sancionan sus árbitros.

Este debate no se produce por ejemplo en el Eurobasket, con los jugadores de la NBA que juegan en selecciones europeas, ni tampoco con los australianos o con los argentinos. Seguramente por haber jugado muchos de ellos antes en baloncesto FIBA. Pero también  hacen pasos, ojo.

También se dice que se benefician de la línea de tres. Y eso que hasta 2008 la línea de tres estaba todavía mucho más cerca en FIBA (6,25 mts.). Ahora está a 6,75 por 7,24 de la NBA (aunque en ambos casos está más cerca en la línea de base de la canasta). Pero también se ha escuchado que el balón es distinto y les va peor, como si fuera cuadrado y no botara…

Las dimensiones de la cancha, en los últimos tiempos también en el punto de mira, son parecidas: 28 metros de largo por 15 de ancho en baloncesto FIBA por 28.65 por 15.24 en la NBA.  

De todas formas, puede ser una impresión equivocada mía, pero en los juegos Olímpicos de Tokio, que concluyeron el domingo 8 de agosto de 2021 (se aplazaron un año por la pandemia del Covid), no ha habido tanta polémica con los arbitrajes. Antes de su celebración se pudieron ver vídeos de americanos como Zach LaVine practicando los pasos FIBA. Sin ir más lejos el mejor jugador del torneo, Kevin Durant, es tan bueno que hasta en eso tiene cuidado.

Kevin Durant promedia casi 30 puntos por partido en las tres finales que ha jugado con USA.


Esta revista Nuevo Basket, dirigida por el gran Franco Pinotti, fue una de las primeras publicaciones de baloncesto que llegaron a mis manos. Para mi, entonces un chaval de 13 años, que su ídolo Fernando Martín se fuera a la NBA era una mezcla de ilusión, admiración y trauma (por no poder verlo en la tele, la NBA no se transmitía, solo había dos canales, la 1 y la 2 de RTVE e Internet no existía, aunque alguno no lo crea).